Poesía

El Nombre de Antes

No es fácil escribir
el nombre de antes.
 
Es como volver a un traje antiguo,
unas flores, un libro,
un espejo amarillo por los años.
 
Con aquel otro nombre
era como tener entre las manos
toda la luz del aire.
 
Ahora vuelvo
a mi nombre de antes,
mi nombre de ceniza,
el que anduvo conmigo
por el tiempo
y por las soledades.
 
Pero escucho una risa
y unos pequeños pasos.
 
Todo no se ha perdido.
Aquì estoy otra vez,
frente a la vida,
con mi nombre de antes.

Imprimir Correo electrónico