Poesía

Mitú

En memoria del Capitán Julián Guevara
1 de noviembre 1998
28 de enero de 2006 

Ese día
se borraron los nombres
y los rostros,
sólo quedó la selva.

Ahora el Capitán
descansa en paz y sueña.

Cae la tarde,
pero ya no hay cadenas.

Algo brilla a lo lejos;
pero no es un candado,
es una estrella.

Imprimir Correo electrónico